Si has apostado por la ortodoncia Invisalign para el cuidado de tu salud buco-dental, ya sabrás la importancia que tienen los alineadores invisibles en la eficacia de los resultados de este tratamiento. Los alineadores invisibles Invisalign son unas fundas transparentes diseñadas a medida de la boca de cada paciente cuya funcionalidad es devolver la posición correcta a sus dientes.

Si ya has iniciado el tratamiento, sabrás que la media de horas que recomendamos llevar los aligners puestos para garantizar la eficacia del mismo es de 22 horas. Conociendo este dato, parece de vital importancia llevar a cabo un constante cuidado e higiene para el mantenimiento correcto de tus fundas.

En este post, te damos 5 consejos para cuidarlos de una forma óptima.

1. ¿Cómo limpiar los alineadores Invisalign?

El material termoplástico con el que están realizados los alineadores puede acumular sarro y bacterias que residen en nuestra saliva. Para evitar que esto suceda debemos limpiar los aligners antes de cada comida, aprovechando que nos los tenemos que quitar para masticar. La limpieza es simple y rápida, basta con limpiarlos con un cepillo de dientes de cerdas suaves, diferente al que utilizamos para cepillar nuestros dientes, con agua tibia y jabón neutro realizando siempre movimientos circulares. Enjuagarlos muy bien y lavarse los dientes utilizando incluso hilo dental antes de volverlos a colocar, debe ser parte del protocolo de limpieza en la ortodoncia Invisalign.

A mitad del tratamiento con cada alineador, es recomendable realizar una limpieza más profunda utilizando pastillas limpiadoras especializadas. Es decir, si tienes que llevar los alineadores durante un periodo establecido de 15 días, lo recomendable es realizar esta limpieza trascurrida la semana desde que te los pusiste. La limpieza con pastillas limpiadoras, es igual de sencilla que la rutinaria, metemos una pastilla en un vaso con agua tibia y sumergimos los alineadores. Trascurridos 15 minutos, los retiramos y los secamos. Gracias a la acción bactericida que tienen estas pastillas, terminamos con las bacterias que pueden provocar malos olores del alineador o la pérdida de su transparencia.

Bajo ningún concepto debemos de sumergir los alineadores en enjuague bucal ya que este producto no está preparado para la limpieza de este tipo de fundas y lo único que puede hacer es dañarlos

2. Guardarlos en su caja protectora

Como ya hemos comentado, los aligners deben estar puestos en nuestra boca 22 horas, por lo que sólo serán 2 horas al día en las que permanezcan fuera de ella. Es muy importante que durante estas dos horas, los guardemos en su caja. El motivo no es otro que evitar que cojan suciedad, olor, o incluso que puedan romperse o perderse.

3. Prohibido fumar con los alineadores puestos

Fumar con los aligners puestos implica que puedan mancharse o teñirse de un color grisáceo o amarillento, por lo que perderían la funcionalidad de ortodoncia estética que tienen.

4. No comer nada. Beber sí, pero con excepciones.

Ya te habrán indicado en consulta que para comer cualquier alimento, es necesario retirar los alineadores, no sólo por tu comodidad, sino también por preservar el buen estado de los mismos. Sin embargo, puedes mantenerlos puestos para beber con alguna que otra excepción. El vino y el café producen el mismo efecto en los aligners que en nuestros dientes, es decir, pueden teñirlos o provocar la aparición de manchas, por ello, recomendamos retirarlos para tomar estas bebidas. De la misma forma, los retiraremos cada vez que vayamos a beber cualquier tipo de líquido caliente ya que el calor de la bebida puede llegar a deformarlos perdiendo toda su funcionalidad.

5. No exponerlos a objetos afilados

Los alineadores deben poder retirarse de los dientes de forma sencilla, sin necesidad de utilizar cualquier tipo de objeto punzante o afilado. Estos objetos están prohibidos a la hora de retirarse las férulas ya que pueden dañarlas. Además, si tienes el hábito de morderte las uñas, es el momento de dejar de hacerlo ya que puedes dañar tus aligners y, con el tiempo, también verás dañados tus dientes y tus uñas.

Resumiendo, trata de mantener los aligners lo más limpios posibles, no fumes, no comas ni bebas café, vino o líquidos calientes con ellos puestos, no utilices objetos punzantes para retirarlos y, por último, guárdalos siempre en su caja para mantenerlos protegidos. Siguiendo todos estos consejos no sólo cuidarás de ellos, sino que también estarás cuidando tu salud bucodental previniendo la aparición de bacterias que puedan causarte mal sabor de boca o mal aliento.

Por último, si se rompen o los has perdido, ponte en contacto con tu ortodoncista en la mayor brevedad posible. Sólo así el éxito de tu tratamiento de ortodoncia estética Invisalign estará garantizado.

Recent Posts

Leave a Comment